Agustín Moreno

3 piezas de carne
STATEMENT
En mi obra, principalmente pictórica o de dibujo, reflexiono sobre el ser humano como “carne”, desprovisto a veces de humanidad o sobredotado de ella (quedando un efecto dramático y teatral) donde reflexiono sobre el interior exterior. Carne, crudo, piel, interior y exterior son palabras del campo semántico de mis piezas, que tienen un fuerte eco y pueden remitir a otras, dando lugar a diversas lecturas. El respeto por la herencia pictórica anterior y la citación son también elementos que manejo, regurgitando constantemente conceptos como los “3 estudios para retrato”, temáticas institucionalizadas como el bodegón o el retrato, actualizándolo etc. Resumiendo, el ser humano, en su faceta más primitiva y básica, es el precursor de mis ideas.
BIO
Nacido en Villajoyosa, Alicante, me formo de manera autodidacta en el dibujo y la pintura desde pequeño, teniendo interés en el arte en general. Una vez acabada la Educación Secundaria Obligatoria opto por realizar el Bachillerato Artístico en el IES Bellaguarda, teniendo contacto directo con personas que realizan tareas multidisciplinares, reafirmando y multiplicando las inquietudes anteriores; acabando con éxito el Bachiller ingreso en la facultad de San Carlos de la Universitat Politècnica de València, donde me especializo en la dualidad de la pintura y el dibujo e investigo en las posibilidades del discurso conceptual de mi obra sobre el ser humano.
DESCRIPCIÓN CONCEPTUAL DE LA OBRA
Son tres ampliaciones del cuerpo, concretamente la barriga, siendo esta moldeada por las manos. En una lectura básica se puede ver dramatismo o dolor, pero si nos detenemos a reflexionar en la obra se habla de la piel como contenedor de sentimientos, la piel como una bolsa que se puede rasgar, creándose agujeros por donde se puede verter nuestro interior-yo-sentimientos. Es un sentido platónico de lo físico y lo conceptual. Para aunar la temática de esta propuesta con mi propuesta personal en la que hago "carnes" representando personas, he escogido retratar metonímicamente al enfermo por su estómago, apartando en un principio el sentido dramático o doloroso para acercarme más al interior, al contenido y a lo que a este le afecta, dado por las manos dando forma a la barriga-bolsa.

Deja una respuesta