Adrián Álvarez

low

Pareja

 

STATEMENT

Hay quien canta, hay quien baila, hay quien toca la guitarra, yo dibujo. Mi trabajo refleja lo que temo, anhelo, repugna e intriga. Por todas estas cosas el hombre es el eje fundamental. El objetivo del trabajo no es captar a la persona como animal, sino con un primitivismo latente, capturar la degeneración del pensamiento, donde comienza lo humano en el hombre; deformando su apariencia, para representar con ello su esencia, y mostrarlo sin escrúpulos en su estado de mayor indefensión. El uso de la línea, y su deformación, la teatralidad en las composiciones, la omisión de elementos y la fragmentación; dejando más que construir a la mente. Las dudas sobre la vigencia del proyecto me han asaltado a lo largo del mismo. Como dijera Nietzsche “no me he sacado del pozo de la creación tirando de mis propios pelos”, manejo referentes, autores, que hace tiempo están bajo tierra, pero es con quienes tengo más cosas en común, y mientras sea así seguiré bebiendo de ellos. Ser consciente de la realidad significa ser consciente de lo poco que abarco de ella, de mis limitaciones. Intento ser consecuente con lo que dibujo, que sea mi verdad, no quiero mirar lo hecho y ser presa de la decepción de una mentira.

BIO

Nacido en Canarias en 1990, desde pequeño mostré una fuerte atracción hacia el dibujo y la pintura. Curso estudios en Tenerife, incluidos dos años de medicina, tras los cuales decido ir a Valencia a estudiar Bellas Artes. Me encuentro en el último año de la carrera, dedicando la mayor parte del tiempo a la pintura y el dibujo.

DESCRIPCIÓN CONCEPTUAL DE LA OBRA

Ya en la charla tenía claro de qué iba a tratar la obra. Una de las participantes habló de su pareja, y decidí plasmar esa relación. Además, mi contacto resultó ser una pareja; ella sana y él enfermo. Me hablaron de las dificultades, los impedimentos y los padecimientos, en los que el apoyo por parte de su pareja, aunque pase desapercibido por el sufrimiento del momento, es un pilar fundamental. Acaban amoldándose por completo a la situación y lo quise representar a través de dos figuras juntas en las que ambas formaran un único elemento. El enfermo niega la mirada a su acompañante, absorto en su dolor, y la pareja permanece a su lado aun cuando no haya mucho que pueda hacer.