Facultat de Belles Arts de Barcelona

Aïda Andrés  Quiralidad Litografía,  5 piezas de 56 x 76 cm 2015 La quiralidad es la propiedad de un objeto de no ser superponible con su imagen especular, como por ejemplo las manos. En una molécula, según le incide el rayo de luz, ésta puede tener distintas indicaciones, es decir, la quiralidad no es más que la pluralidad de opiniones sobre un mismo tema. Así, la vida es una, la enfermedad es una y el paciente es uno, donde, depende de qué queramos hablar la enfermedad recibirá un punto de vista u otro, pero estará contenido dentro de la misma persona, de la misma enfermedad y de la misma vida.
Aïda Andrés Rodrigálvarez_1
 
Anna Revuelto Fernández De Flores a planetas Técnica mixta,  medidas variables 2015 De flores a planetas surge de las conversaciones con la paciente. Su experiencia a lo largo de la enfermedad me ha servido de referente para crear el escenario que ella me describe. M., me contaba como se sentía durante el tratamiento y las sensaciones que vivió. En su historia diferencia dos territorios, comparando su estado con el interior de una burbuja, donde el exterior le incomoda. Describe el haber superado la enfermedad como el florecer de una flor, que abre sus pétalos y esa burbuja explota. A partir de este punto de vista tan poético, decido trabajar esa dualidad espacial, claves en la experiencia de M.: el espacio interior y el espacio exterior. La obra juega con las representaciones simbólicas de ambos espacios, experimentando con las posibilidades de los medios gráficos que utilizo para crear ambos mundos.
Anna Revuelto Fernández_1
 
Clara Rossy Ramirez Healing Process Cast Paper (papel cartón), tres piezas de 140 x 74 cm c/u 2015 El estado de Isolde como enferma de hepatitis C condicionó su forma de vivir, limitándola física y moralmente, pero al mismo tiempo, favoreció su interés por la búsqueda de medios de sanación complementarios, de otras filosofías de vida que la llevaron a ser maestra de yoga y “mindfuldness”, adoptando gracias a ello y a pesar del virus, una actitud serena y positiva de concienciación permanente. La presente obra, es el retrato de una vida, la de Isolde, donde están representados los tres estados significativos de su largo proceso con la Hepatitis C: Contagio y diagnostico, 25 años del estado latente de la enfermedad, y, repentina manifestación del virus con el proceso de concienciación, aceptación y curación que la acompaña actualmente. El material, delicado pero fuerte, como es ella, reproduce en bajorrelieve con el blanco aterciopelado de la pasta de papel los múltiples recorridos de una vida condicionada por la enfermedad. Con volúmenes suaves y delicados por delante, como el entorno y actitud de la enferma, y, duros y contrastados por detrás donde el virus ha hecho su itinerario destructivo en silencio, acompañado por la consciente intervención escrita de la representada
Clara Rossy_1
 
Laura Torres Bauzà Agost Videoinstalación, vídeo HD 2’38’’, medidas variables 2015 Esta obra trata de hablar de aquello casi milagroso que habita en lo cotidiano, que a veces consigue alterar el curso natural de las cosas. Usando como fuente de referencia una de las narraciones aportadas por mi compañero, decidí trabajar con la metáfora del hielo para crear una atmósfera donde lo a priori imposible pudiera tener cabida. La fuerza vital, la lucha por la vida o el optimismo son valores realmente importantes durante el proceso de recuperación. Mi intención era darle un espacio de visibilidad al empeño y a la fuerza que él había logrado transmitirme, que ya no estaba únicamente relacionado con la experiencia concreta, sino con muchas otras que poco a poco había ido acumulando.
 Laura Torres Bauzà_1
 
 Núria Pla, Violeta Noy Si de una caja hacemos (hacemos, hacemos) un sobre Impresión digital y cosido manual, libro 1: 17 x 12, 5 cm / libro 2: 22,9 x 16,2 cm 2015 El proyecto funciona a dos niveles: por una parte exploramos la vivencia de Víctor hace dos años con la Hepatitis C. Establecemos un diálogo entre su experiencia y el mito de la caja de Pandora. A Pandora le dieron una caja que contenía todos los males del mundo para guardarla, con la advertencia de no abrirla. Ella, curiosa, la abrió, dejándolos otra vez libres. Nos interesó la idea de la enfermedad de Víctor viviendo en su cuerpo sin que él lo supiera. Nos recuerda a la caja cerrada: hay un secreto que, hasta que o lo abres, parece invisible. Entendemos el chequeo rutinario en el que se la encuentran como el momento de apertura de la caja. Por otra parte, hay un segundo nivel que es el proceso en el que hemos participado los tres; Víctor, Núria y Violeta. Se han establecido una serie de roles: Víctor como narrador, paciente y ex-paciente, nosotras como oyentes, traductoras y narradoras. Durante este proceso, hemos desarrollado una serie de estrategias mediante las cuales revisitamos, los tres juntos, la experiencia de Víctor. Esta vez, sin embargo, ocurre en un marco mucho más controlado, dónde él puede decidir.
Núria Pla and Violeta Noy_1
 
 Encuentro estudiantes y pacientes