Facultad de Bellas Artes de Murcia

Aíta Salinas Sin Voz Impresión digital, 100 x 250 cm 2014 Es un proyecto fotográfico documental social. ¿Qué sucede cuando una enfermedad llega y no hay opciones para seguir trabajando?, ¿qué pasa con tu vida?, ¿quién te avala? Una pensión de 800€ no es suficiente para mantener a una familia con cuatro niños pequeños e infinidad de medicamentos. Debido al desajuste económico que sufrió esta familia con la llegada de la enfermedad, a J. A. le expropiaron su mayor tesoro, La Casa De Don Antonio Rojas, aquel lugar que en el futuro le haría tener una buena estabilidad, ya que disponía de 60 hectáreas de tierras cultivables donde tenía viña y olivo e incluso hacía su propio vino. Quizás si hubiera habido una persona que conociera sus asuntos personales o la justicia fuera realmente justa, podría haber luchado por mantener esas tierras o bien se habrían congelado esos trámites hasta que J. A. se encontrara en condiciones para poder defender su terreno. Pero no, el paciente se debatió entre la vida y la muerte, llegó incluso a perder la voz, mientras su vida y su futuro se iban desmoronando. Las imágenes hablan de esos lugares que perdió a raíz de la enfermedad y que siguen intactos con el paso de los años.
Aíta Salinas Muñoz
 
Anna Borisova DE ELLO Videoinstalación, dos proyecciones de 100 x 150 cm aprox., 6’45” c/u 2014 En mi obra propongo trasmitir la dualidad de la experiencia de una persona con la Hepatitis C, revelando mecanismos que rigen el diálogo entre las dos realidades que habita. Por un lado, el diagnóstico cambia dramáticamente su vida, induciendo un miedo ante la fragilidad de la existencia humana, por el otro, una vez pasada la impresión, la persona se ve obligada a superar el bloqueo emocional refugiándose en el olvido. Sin embargo, siempre existe una fracción del yo dedicada a recordar que la normalidad es sólo una ilusión que se desvanecerá en cualquier momento. A pesar de las apariencias, su legado no es negativo, ayuda a la persona a avanzar hacia la cura, a buscar soluciones. De esta manera, sólo en el diálogo entre las dos realidades descritas nace la esperanza. Asimismo, muchas de las personas diagnosticadas de Hepatitis C afirman que vivir con la consciencia del tiempo finito cambia su forma de reaccionar frente a las adversidades y disfrutar de las cosas más cotidianas. De modo que la obra trata sobre el desdoblamiento de identidad generado por la experiencia límite de la enfermedad grave y el carácter discursivo de la reconstrucción de un yo fragmentado por el trauma sufrido a consecuencia de ello. Las estrategias de la adaptación que desarrolla un paciente del Hepatitis C y los mecanismos psicológicos que acompañan la dolencia son los puntos centrales de la propuesta que desarrollamos. Por otro lado, no podemos restar la importancia a los aspectos relacionados con la percepción social de la enfermedad y el estigma que acompaña a los portadores del virus de la Hepatitis C. Es muy importante que el espectador llegue a empatizar con el relato artístico presentado, dando un paso hacia la destrucción del límite sano-enfermo creado en base a los estereotipos y alimentado por la ignorancia.
 
Josep Tornero 38 Pasos Óleo sobre tabla y tela, 95 x 230 cm 2014 38 Pasos es el título de la composición pictórica realizada para este proyecto, donde se incide en la búsqueda de la transmisión simbólica a partir de la representación pictórica del cuerpo. Como pintura, se incide en la imagen matérica, donde el óleo como materia es la carne, su representación en cuanto a modelo y su vínculo simbólico. Estar ante el tiempo, sentir el estallido del pasado en el presente, a modo de torbellino, de golpe, de beso. Estar ante el tiempo implica el vértigo, la falta de orientación tras saltar en pedazos la brújula. En la línea de Nietzsche, hacer es ser. El resto sólo es polvo que el torbellino se encarga de arrastrar, y que volverá a ser invocado por cada uno de nosotros a riesgo de convertirse en estallido en un ahora no concreto. Como una guerra desatada, como el mito sediento de sangre, como la herida del cuerpo que siempre vuelve a aparecer. Si la pintura es representación, también es estigma en la carne, en cuanto a lo que atañe a su condición carne-plasticidad. El desarrollo se encarga de mostrar, la pintura muestra y por ello mismo transmite. Donde la condición de J. A. se basa en la lucha y desterrar el miedo, la pintura se encarga de mostrar el estigma que es su cuerpo y su lucha.
Josep Tornero_1
 
Julián Garnés García A Salvo Fotografía digital sobre papel fotoquímico, una pieza de 49,5 x 73 cm, dos piezas de 31 x 41 cm 2014 La Hepatitis C es una enfermedad con la que se puede convivir pese a la incertidumbre en torno a la esperanza de vida. El día que conocí a su familia lo vi claro, y todas las piezas comenzaron a encajar. La familia de P. es su mayor fortaleza contra la Hepatitis C, y esto hace que para él sea esencial protegerla, generándose así un cuidado mutuo. El miedo de P. al contagio de su familia era alto al principio, pero poco a poco ha ido disminuyendo hasta resumirse en un cajón y un armario donde guarda sus agujas y cuchillas de afeitar respectivamente. Estos lugares están fuera del alcance de su hija y aislados de los elementos cotidianos que se manipulan en casa. Estos dos pequeños espacios representan el miedo que alberga en su interior frente a la convivencia con la enfermedad, cada vez más pequeño y arrinconado. El desconocimiento de P. frente a la enfermedad ha ido mermando al igual que sus miedos, y el percatarme de este hecho ha sido fundamental para tener claro lo que quería contar con mi trabajo y para saber como contarlo. Ambas decisiones, medio y mensaje, se basan en la sencillez para mostrar cómo reducimos el miedo hasta controlarlo por completo, ya que éste es el peor enemigo del ser humano, sano o enfermo.
Julián Garnés García_1
 
Miriam Tudela Hernández Árbol de la vida Técnica mixta, 42 x 40 cm 2014 La escultura de la vida representa de forma simbólica la anatomía del hígado de P., (P. fue trasplantado después de sufrir las consecuencias del virus de la Hepatitis C) como la figura donde confluyen su espíritu y la naturaleza representada por el tronco. Ambos elementos quedan protegidos por la esfera que habla de su cuerpo marcado por la experiencia. Ésta es simbólicamente mostrada a través de su dibujo, que inició en parte bajo los efectos de las drogas a causa de las cuales enfermó.
Miriam_Tudela_1
 
 Encuentro estudiantes y pacientes